Actualidad

17 octubre 2022
Manolo García_Foto de Gus Alves

Nota personal de Manolo García

Ínclitos amigos:

Como bien sabemos, la materia es aleatoriamente efímera, o mejor, cambiable. Dicho de otro modo, que pillas unos p. covid’s como cualquier hijo de vecino y tu vida cambia. Más o menos. Según. Pero que cambia, está claro. Nada se puede hacer, pa eso estamos. Tus días (en mi particular caso) empiezan a estar presididos por unas toses pertinaces y molestas. Muy molestas e inquietantes, especialmente si ejerces de cantor (entre otros musicales menesteres) como es mi caso y no de tranviario, por ejemplo. Tampoco se acaba el mundo, diréis. Pues eso. No pasa nada.

Por prescripción facultativa he tenido que alterar una fecha de la gira, lo cual lamento de veras pero no se ha podido evitar. Deseo sincera y fervientemente no contrariar en sus planes a demasiadas personas que ya tenían su entrada para el pasado sábado día 15 de octubre en Sevilla. Os aseguro que no es plato de mi gusto cancelar o cambiar fechas de conciertos y la prueba está en que desde que empecé, allá por el lejano y prehistórico 81 del siglo pasado, a cantar en conciertos ya con discos en el mercado (Rápidos – Burros – EUDLF – MG) tengo en mi palmarés (se me permitirá) una alta nota en comparecencia, asistencia y no fallar a los conciertos; como ha de ser. Lo mismo que vosotros, que no falláis, por suerte para mi. La entrega la pondremos aparte que como el valor cuando se hacía la mili ya se nos supone.

Agradezco la comprensión y las muestras de aliento que me están llegando de vuestra parte. Nadie me ha dicho que lo que tengo sea preocupante. Afortunadamente parece ser que no habrá que rematarme. Pero sí que unos días de reposo cantariles y conciertiles son pertinentes y me irán bien, y en eso estamos.

Os lo cuento como un amigo explica a otro sus cuitas y novedades personales. Por lo que nos une.

Salud, cuidaos mucho y nos vemos pronto los que venís a Sevilla, que como sabréis hemos trasladado la fecha al día 22 de octubre.

Y aprovechad el otoño que está radiante, incluso con algún tonificante bañito de mar el que pueda. Y si no, lagos, ríos y montañas los hay a mansalva.

Afectuosamente vuestro,

Manolo García

Foto: Gus Alves

Comentarios